Consejos ante la ola de calor

Las temperaturas registradas en los meses de verano pueden ser considerablemente más altas que en los demás días del año. Estas temperaturas pueden afectar a cualquier persona, pero los niños, los ancianos y las personas con condiciones de salud preexistentes, pueden resultar más afectados.

Durante una ola de calor la persona podría experimentar calambres, agotamiento, deshidratación y golpe de calor que puede producir mareos, vómitos, dolos de cabeza, aumento de la temperatura corporal pudiendo ocasionar convulsiones.

Para protegerte de la ola de calor sigue los siguientes consejos

  • Evita salir de la casa durante las horas de más calos entre las 10:00 a.m. y 4:00 p.m.
  • Bebe más líquidos, sobre todo agua, sin esperar a tener sed.
  • Evita comidas saladas. Come frutas y vegetales. Come menos cantidad y más veces al día. Evita las comidas calientes y no abuses de las bebidas alcohólicas.
  • Reduzca la actividad física.
  • Descansa con frecuencia a la sombra.
  • Usa ropa de colores claros, ligera y suelta. Usa también sombrero, gafas de sol y protector solar.
  • Permanece en espacios ventilados.
  • Cuando estaciones el carro, no dejes a niños ni ancianos dentro en ningún momento.